Vilamòs

Vilamòs

Datos técnicos

Dificultad: Fácil

Tipo: Lineal

Longitud: 2,4 km

Tiempo: 1h

Desnivel: 50m

Descripción

Vilamòs merece detención especial. Según la tradición, es uno de los pueblos más antiguos del valle. La iglesia de Santa María, es un edificio románico (s. XI-XII) que incorpora en sus muros, gran número de elementos romanos (s. IV-V dC) cuya cabecera fue reformada en los siglos XVI-XVII.

Continuando por la calle principal, llegamos a la casa Museo Ço de JoanChiquet. Su interesantísima visita, nos muestra la forma de vida tradicional hasta el segundo tercio del siglo XX, en la Val d’Aran. Merece una visita especial el lavadero que se encuentra en la calle lateral del museo.

Podemos pasear por las calles del pueblo, siempre con grandes vistas a laderas boscosas y bellas montañas. Nos dirigiremos nuevamente hacia el parking tomando el camino que sube a la izquierda hacia el cementerio y la ermita románica de Sant Miquèu. (S. XI-XII) (15 min.). Desde aquí las vistas sobre el macizo de La Maladeta, con el pico Aneto (3404m. el más alto del Pirineo), son excelentes.

Descendemos por el sendero que arranca bajo la ermita hasta llegar a una pista forestal. Al otro lado de la pista hay unas mesas y barbacoa donde tomar el pic-nic. Es un fantástico balcón mirador. Giramos a la derecha y tras atravesar la tubería de la central hidroeléctrica llegamos de nuevo al parking.

Desde el otro extremo del parking podemos acercaremos al antiguo ‘Horno de Cal’ del pueblo actualmente recuperado.

Recomendaciones:

Las vistas panorámicas: La ladera boscosa de Baricauba que constituye el mayor bosque de abetos del valle; El valle del río Joeu con la Artiga de Lin al fondo, que enmarca al Aneto por el Collado en ‘U’ de Tòro; y la cresta que limita con el Lushonais (Francia).