Descubrir el patrimonio aranés en otoño

Otoño es uno de los mejores momentos para disfrutar de los paisajes de alta montaña que conviven con el patrimonio aranés. una cultura y unas tradiciones perpetuadas durante siglos. Cada uno de los 33 pueblos del Aran tiene su iglesia, algunas de ellas auténticos tesoros  arquitectónicos, con joyas de la pintura o conjuntos escultóiricos en su interior, un legado artístico de gran variedad y excepcional riqueza.

El área de patrimonio del departamento de Cultura del Conselh Generau d’Aran ofrece la posibilidad de descubrir las características del románico del valle, a través de visitas guiadas a las iglesias más significativas. Construidas mayoritariamente durante los siglos  XII y XIII, se caracterizan por un románico evolucionado, inmcluso tard´ñio, a pesar de que algunos edificios mantienen parte del románico lombardo, con una riuca iconografía en sus puertas, destacable ornamentación escultórica y campanarios que se identifican inmediatamente con los pueblos araneses.

Las quince iglesias de la ruta románica del Aran son interesantes, pero hay cinco visitas absolutamente imprescindibles:

Santa Maria de Arties, declarada Monumento Nacional. En su interior alberga interesantes pinturas murales góticas y renacentistas. Destaca también el retablo del altar mayor, obra maestra de la pintura gótica, con pinturas que representan diferentes escenas con la Virgen María.

Sant Miquèu de Vielha, situada en el centro de la capital de Aran, del XIII, es un ejemplo de transición arquitectónica del románico al gótico, a pesar de que tiene añadidos posteriores como la cúpula o las dos últimas capillas. En el siglo XVI se levanta la impresionante torre del campanario con cinco arquivoltes. En su interior se encuentra un retablo gótico, atribuido al maestro de Vielha y el Crist de Mijaran. Este último formaba parte de un conjunto escultórico realizado en el taller d’Erill la Vall. Esrte Cristo, es una de las piezas más paradigmáticas de la escultura románica del siglo XII.

Sant Andrèu de Salardú. Su arquitectura es propia del románico tardío del siglo XIII. En el interior nos sorprende una elegante estructura arquitectónica gótica y las pinturas murales, del siglo XVII donde se representan varias personalidades y ejemplificaciones bíblicas. En el ábside central se encuentra la talla del Cristo de Salardú, del siglo XII, una obra del taller de Erill la Vall.

Era Mair de Diu dera Purificacion. Situada en Bossòst (Baish Aran), esta iglesia es un magnífico ejemplo de la arquitectura románica aranesa. Su planta basilical tiene tres naves construidas en vuelta de cañón, sostenidas sobre pilares circulares. Un detalle que no  pasa desapercibido es un fragmento de pintura mural finales del siglo XIII e inicios del XIV, ubicado en el ábside central, donde se intuye la representación de la escena de la Epifanía.

Sta. Eulàlia de Unha. En la semiesfera del ábside central conserva pinturas románicas que muestran el que debía de haber sido el Pantocrátor, del cual se conserva la cara. Alberga pinturas del siglo XVI, en las que se desarrollan episodios bíblicos. También son muy interesantes las dos picas bautismales. La torre del campanario de Sta. Eulàlia se añadió en el siglo XVIII.

Información práctica para realizar la Ruta Románica

Visitas guiadas previa reserva al tel: 973 64 18 15

Iglesias sin visita previa: St. Miquèu de Vielha, Era Purificacion de Bossòst, St. Andrèu de Salardú y St. Joan y St. Blas de Lés. Horario de 10,00 a 20,00 h.

 

La cocina de otoño en la Val d'Aran

Nuevos ingredientes como las setas o la judía se incorporan a la carta de la cocina de otoño de los restaurantes araneses

PATE

Paté de la Val d’Aran

Los foies, magrets y los confits de pato, así como la típica òlha aranesa, los bolhs y patés son solo una pequeña muestra de la cocina de la Val d’Aran que se puede degustar por estas fechas.

Cocina de setas

Durante los meses de setembre y octubre entra en su máximo apogeo la temporada de la cocina de las setas en la Val d’Aran, un producto cada vez más presente en el recetario de platos autóctonos de la Val d’Aran. Se sirven acompañando a productos de reciente incorporación como el esturión y el caviar, o reforzando el especial sabor y textura de la carne de caza en platos típicos como el Civet de jabalí.

Pintxo Pote

civet-1024x1024

Civet de jabalí

Los restaurantes y bares de la ruta del Pintxo pote de de la Val d’Aran también adaptan su oferta a la temporada con pintxos que incorporan ensaladas y cremas tibias, setas y champiñones, el civet con salsa de chocolate o el bacalao. Cada semana se pueden degustar el martes en Vielha, el jueves en Bossòst y el viernes en Les. Y en esta misma línea aconsejamos también las tapas y pinchos que sirven la mayoría de los bares de las principales localidades ¡para un aperitivo de fin de semana redondo!

Era mongetada

No podemos olvidarnos tampoco de Era mongetada, la gran fuiesta gastronómica y cultural que se celebra en los pueblos de Garòs i Bossòst por los alrededores de Todos los Santos  (28 y 29 de octubre este año) para rendir culto a uno de los productos más destacados de la gastronomía del valle. El acontecimiento cuenta con la participación de los chefs más especializados en la cocina de esta preciada legumbre, y con todo tipo de actividades culturales y agroalimentarias.

"Elementos arquitectónicos de Aran" exposición en Sant Joan de Arties

La muestra “Elementos arquitectónicos de Aran” es la nueva protagonista de la sala de exposiciones temporales de la Iglesia de Sant Joan d’Arties, donde puede visitarse desde el 1 de septiembre hasta el 14 de octubre, de lunes a sábado de 17a 20 h.

La exposición consta de 156 fotografías que reflejan aquellos elementos arquitectónicos que han perdurado con el paso del tiempo en la Val d’Aran: construcciones encajadas y adaptadas al territorio, casas fuertes, las bordas, los corrales, las puertas, las Lucanas, etc. Todos ellos tienen en común la piedra y la madera, materiales característicos de las construcciones de montaña.

La muestra, cuyo objetivo es hacer sentir la arquitectura como el arte de construir según las necesidades humanas y los materiales a disposición, realiza un recorrido por todos los pueblos del Aran, en los cuales siempre destaca algún elemento de valioso estilo arquitectónico.

La Fundación Privada del Museo Etnológico del Valle de Aran, promotora de este proyecto, pretende difundir este herencia recibida y dejar constancia de la misma para las generaciones futuras. La muestra cuenta con la cesión de varias obras de su fondo, entre las que destacan dos curiosas farolas.

 

 

 

 

Ruta de tiendas por la Val d'Aran

De los grandes ejes comerciales al pequeño establecimiento tradicional

COMERÇ2La Val d’Aran brinda una atractiva y particular oferta comercial entre la que el turista puede, desde encontrar artículos de primera necesidad, hasta curiosear entre un surtido de detalles únicos para llevarse como recuerdo de su estancia.

La ruta de las tiendas aranesas pasa imperativamente por tres grandes ejes: Vielha, Bossòst y Les, pero el visitante no debe olvidarse de los añejos comercios que han sobrevivido en cada uno de los pintorescos pueblos. Algunos de ellos, a pie de carretera, hacen gala de su afabilidad para con el viajero. Otros, más escondidos, habrá que buscarlos entre callejuelas, bajo techos de piedra, madera y pizarra.

En la capital, Vielha, los grandes almacenes y boutiques de moda exhiben escaparate junto a exclusivas tiendas especializadas en material y ropa deportiva de montaña, y con otros singulares establecimientos de acogedor estilo alpino. En ellos se encuentran las últimas novedades y las marcas más exclusivas.

Bossòst y Les disponen también de un animado centro comercial, con variada oferta de alimentación y consumo, equipamientos para la persona y el hogar, ocio y cultura. Destacan entre todos ellos los establecimientos especializados en productos cárnicos, embutidos y patés, elaborados a la manera artesanal siguiendo las recetas heredadas de abuelos y tatarabuelos carniceros. Y, como no, los tradicionales “Horns” que cuecen panes a la leña y elaboran repostería tradicional donde no faltan los clásicos tronquets y los conquilhons.

En muchas localidades se mantienen también negocios heredados u otros que recuperan la tradición familiar. En Bagergue y Era Bordeta sorprenden al visitante con excelentes quesos artesanos. En Garòs y Bausen con miel de producción limitada y de altísima calidad. Y en Casarilh con la primera cerveza artesana aranesa, que incorpora los recursos naturales del Valle.

Excelente recuerdo son también las piezas tejidas manualmente con lana de oveja autóctona de la Val d’Aran, los cestos de mimbre hechos a mano y las piezas únicas de cerámica aranesa que encontraréis en algunas de las muchas tiendecitas de los pueblos del valle.

Nueva edición de la feria "Hèt a man, hèt aciu"

Un año más la Val d’Aran acoge una nueva edición de la feria “Hèt a man, hèt aciu”, que organiza el Conselh Generau d’Aran, y que tendrá lugar en Vielha ( Paseo de la Libertad) los días 17, 18, 19 y 20 de agosto de 10:30h a 13:30h, y de 16:30h a 21:30h.

La feria tiene como objetivo promover a los artesanos y los productos de la Val d’Aran. Se organiza con la colaboración de la Diputación de Lleida, el Ayuntamiento de Vielha e Mijaran, la Asociación de Artesanos y Artistas del Valle de Aran, productores de la marca de garantía “Productos del Valle de Aran “y de la Asociación de Casas Rurales en el Valle de Aran.

 

Durante los 4 días, los visitantes de “Hèt a man, hèt aciu” podrán acercarse a los stands para comprar los productos. Además, por las tardes, podrán disfrutar de diferentes talleres y demostraciones a cargo de los mismos artesanos.

La feria ofrece demostraciones de elaboración de jabones y sales de baño, tarjetas de felicitación, diseño de colgantes de madera y talleres de pasta de dientes, de dulces y degustación de vinos, entre otros.

La consejera de Turismo del Gobierno de Aran, Anna Díaz, explicó que con esta feria ya tradicional en el verano aranés, “queremos dar a conocer, tanto a los araneses como a la gente que nos visita durante el verano, los diferentes sectores artesanales de la mano de sus productores que son representantes de una importante actividad del comercio local “.