Ferias ganaderas de otoño en la Val d'Aran

Durante la primera quincena de octubre, y coincidiendo con la llegada de otoño, se celebran en las principales poblaciones aranesas diversas jornadas festivas sobre animales y comercio, que muestran una de las actividades de la Val d’Aran, la ganadería, sector principal hasta hace diversas décadas

Las ferias ganaderas rememoran el descenso del ganado de las montañas para su reclusión en las bordas. Este evento, que hoy atrae a cientos de profesionales, curiosos y turistas, comenzó a celebrarse hace más de cien años para mostrar el ganado autóctono empleado por los agricultores en los campos araneses. En la actualidad tiene un aire más comercial y festivo con la organización paralela de mercados artesanos y actos populares tradicionales, además de la exhibición ganadera.

Les, 6 de octubre
La Feria Agrícola y Ganadera de Les es uno de los principales acontecimientos celebrados en el pueblo, junto con la de Primavera en mayo y la de la Purísima en diciembre. Además de un mercado artesanal, por la mañana se ofrece un desayuno montañés.

Salardú, 7 de octubre
Los orígenes de la Feria de Ganadería de Salardú se remontan a la época en que los ganaderos del pueblo vendían los animales que acababan de bajar de montaña. Actualmente, además de la venta y exposición de ganado caballar, ovino, bovino y cabruno, cuenta con la participación de comerciantes de todo tipo de productos. Por la mañana se celebra también un desayuno popular ofrecido por el Ajuntament del Naut Aran.

Vielha, 8 de octubre
Tradicionalmente, la Feria ganadera de Vielha ponía punto final a las ferias, pero desde hace unos años lo hace la de Bossòst. Se celebra el XXII Concors de Bestiar, un desayuno popular, mercado de artesanos, y diversas actividades.

Bossòst, 2 de noviembre
Desde hace un par de años la feria de otoño de Bossòst ha cambiado de fecha para coincidir con Era Mongetada, que se celebra a principios de noviembre. Durante la muestra se presentan los mejores ejemplares de ovejas, cabras, vacas y caballos de toda la región. Ese mismo día tienen lugar también en el pueblo diversas exhibiciones de tradiciones agrícolas y ganaderas.

Programa

 

La cocina de otoño en la Val d'Aran

Nuevos ingredientes como las setas o la judía se incorporan a la carta de la cocina de otoño de los restaurantes araneses

PATE

Paté de la Val d’Aran

Los foies, magrets y los confits de pato, así como la típica òlha aranesa, los bolhs y patés son solo una pequeña muestra de la cocina de la Val d’Aran que se puede degustar por estas fechas.

Cocina de setas

Durante los meses de setembre y octubre entra en su máximo apogeo la temporada de la cocina de las setas en la Val d’Aran, un producto cada vez más presente en el recetario de platos autóctonos de la Val d’Aran. Se sirven acompañando a productos de reciente incorporación como el esturión y el caviar, o reforzando el especial sabor y textura de la carne de caza en platos típicos como el Civet de jabalí.

Pintxo Pote

civet-1024x1024

Civet de jabalí

Los restaurantes y bares de la ruta del Pintxo pote de de la Val d’Aran también adaptan su oferta a la temporada con pintxos que incorporan ensaladas y cremas tibias, setas y champiñones, el civet con salsa de chocolate o el bacalao. Cada semana se pueden degustar el martes en Vielha, el jueves en Bossòst y el viernes en Les. Y en esta misma línea aconsejamos también las tapas y pinchos que sirven la mayoría de los bares de las principales localidades ¡para un aperitivo de fin de semana redondo!

Era mongetada

No podemos olvidarnos tampoco de Era mongetada, la gran fuiesta gastronómica y cultural que se celebra en los pueblos de Garòs i Bossòst por los alrededores de Todos los Santos para rendir culto a uno de los productos más destacados de la gastronomía del valle. El acontecimiento cuenta con la participación de los chefs más especializados en la cocina de esta preciada legumbre, y con todo tipo de actividades culturales y agroalimentarias.

Ruta de tiendas por la Val d'Aran

De los grandes ejes comerciales al pequeño establecimiento tradicional

COMERÇ2La Val d’Aran brinda una atractiva y particular oferta comercial entre la que el turista puede, desde encontrar artículos de primera necesidad, hasta curiosear entre un surtido de detalles únicos para llevarse como recuerdo de su estancia.

La ruta de las tiendas aranesas pasa imperativamente por tres grandes ejes: Vielha, Bossòst y Les, pero el visitante no debe olvidarse de los añejos comercios que han sobrevivido en cada uno de los pintorescos pueblos. Algunos de ellos, a pie de carretera, hacen gala de su afabilidad para con el viajero. Otros, más escondidos, habrá que buscarlos entre callejuelas, bajo techos de piedra, madera y pizarra.

En la capital, Vielha, los grandes almacenes y boutiques de moda exhiben escaparate junto a exclusivas tiendas especializadas en material y ropa deportiva de montaña, y con otros singulares establecimientos de acogedor estilo alpino. En ellos se encuentran las últimas novedades y las marcas más exclusivas.

Bossòst y Les disponen también de un animado centro comercial, con variada oferta de alimentación y consumo, equipamientos para la persona y el hogar, ocio y cultura. Destacan entre todos ellos los establecimientos especializados en productos cárnicos, embutidos y patés, elaborados a la manera artesanal siguiendo las recetas heredadas de abuelos y tatarabuelos carniceros. Y, como no, los tradicionales “Horns” que cuecen panes a la leña y elaboran repostería tradicional donde no faltan los clásicos tronquets y los conquilhons.

En muchas localidades se mantienen también negocios heredados u otros que recuperan la tradición familiar. En Bagergue y Era Bordeta sorprenden al visitante con excelentes quesos artesanos. En Garòs y Bausen con miel de producción limitada y de altísima calidad. Y en Casarilh con la primera cerveza artesana aranesa, que incorpora los recursos naturales del Valle.

Excelente recuerdo son también las piezas tejidas manualmente con lana de oveja autóctona de la Val d’Aran, los cestos de mimbre hechos a mano y las piezas únicas de cerámica aranesa que encontraréis en algunas de las muchas tiendecitas de los pueblos del valle.